Juegos de Exterior

Los verás desde lejos y te llamarán la atención. Te acercarás al recinto exterior y querrás entrar a probarlos. Sin duda los Juegos de Exterior serán una de esas cosas del LUL que no podrás dejar pasar. Así que adéntrate en el "Patio de las Janas" y disfruta de ellos.

Y os preguntareis de qué está hablando. Nada más y nada menos de los juegos más adictivos que habrás probado en años, sus nombres: Crokinole, Pitch Car, Isla Prohibida Gigante, La Danza del Huevo y además este año repiten de nuevo los juegos vikingos Kubb y Mölkky

 

CROKINOLE

Este juego canadiense de 1876 hará las delicias de todos los aficionados a juegos como el billar y las carambolas. En él tendrás que empujar pequeños discos pulidos hasta zonas puntuables, llevándote por el camino el mayor número de ellas de tus contrincantes. Tan adictivo que te será imposible sólo jugar una partida.

 

 

PITCH CAR

Sí creciste dándole a las chapas o jugando al scalextric, un juego donde se fusionan ambas es algo digno de probar. Un circuito, coches en forma de discos pulidos y curvas trepidantes serán el escenario de estas carreras que sacarán el piloto que llevas dentro. Ojo, el champagne no viene incluido en el juego.

 

ISLA PROHIBIDA GIGANTE

Preparate a disfrutar de este gran juego de Devir a un nivel que aún desconoces. Las losetas se agrandan para que puedas sentirte como el explorador que tanto has deseado ser desde que vieras Indiana Jones de pequeño. Así que reúne un grupo de aventureros y rescata los tesoros de la Isla antes de que se hunda.

 

LA DANZA DEL HUEVO

¿Recuerdas de pequeño jugar al juego de las sillas?, pues imagínatelo ahora llevando un montón de huevos de goma en tus codos, rodillas y demás sitios de tu cuerpo mientras persigues ese último huevo que te falta. Sí, parece ridículo, pero ni te imaginas las risas que te vas a echar. Así que no pases de largo y pruébalo, nadie podrá decirte que no le echas un par de huevos.

 

 KUBB
Un juego tan antiguo que se comenta que en Grecia, tras traérselo desde el norte de Europa, se echaban unas partidas después de comer. Elige a tu equipo, enfréntate con tus adversarios, tira todos sus kubbar antes de que lo hagan ellos y, finalmente, enfréntate a su rey. Si cae el último, la victoria será vuestra, y podréis sentiros unos verdaderos vikingos.


MÖLKKY
¿Has terminado con el Kubb y tu fuerza vikinga no se ha saciado aún? Este juego popular finlandés hará que te sientas de nuevo como en las praderas de Laponia. Descrito como un cruce entre bolos y petanca, te hará pasar un rato divertido entre actividades. Aviso: es altamente adictivo: una partida y ya no te separarás de tu mölkky en toda la tarde.

Additional information